Buscar

Croquetas de queso chèvre + Salsita de guayaba y chile panameño



Una boca exótica y excelente opción para lactovegetarianos


Jalea de guayaba espezada

Ingredientes

• 60 gramos de jalea de guayaba

• 1 cucharada de vinagre de guineo (sustituir también de manzana o blanco) • 1 cucharada de pimiento (paprika) • 1 cucharadita de jugo de limón fresco

• Chile panameño a gusto, natural o en salsa

Croquetas Ingredientes

• 1 taza de harina para todo uso, y más para las manos • 250 gramos queso Chèvre Monte Azul refrigerado • 1½ tazas de panko (pan rallado japonés) • 2 huevos • Aceite vegetal (para freír unas 6 tazas) • Sal kosher o marina

Preparación: Jalea de guayaba espezada 1. Pulse la jalea de guayaba, el vinagre, el pimiento, chile panameño y el jugo de limón en un procesador de alimentos hasta que quede suave. Transferir a un tazón pequeño. 2. Hacelo con anticipación: La jalea de guayaba espezada y especiada se puede preparar con 1 día de anticipación. Cubra y enfríe.


Preparación: Croquetas de queso Chèvre

1. Con las manos enharinadas, forme una cucharada colmada de queso Chèvre Monte Azul en un tronco de 4 cm de largo y transfiera a una bandeja para hornear forrada con papel pergamino o alumino.

Repita con el queso restante para hacer 15 trozos más.

Enfríe hasta que esté firme, aproximadamente 20 a 30 minutos.

2. Pulse el panko en un procesador de alimentos hasta que esté finamente molido; transferir a un tazón poco profundo.

3. Batir los huevos y 1 cucharada de agua fría en un segundo recipiente poco profundo.

4. Coloque la 1 taza de la harina restante en un tercer tazón poco profundo.

5. Pasar un trozo de queso Chèvre Monte Azul enfriado en harina, sacudiendo el exceso.

6. Sumerja en la mezcla de huevo, dejando que el exceso gotee nuevamente en el tazón, luego cubra con panko, presionando para adherir.

Repita el proceso para crear una segunda capa de panko molido.

Transfiera a una bandeja para hornear.

Repita con cada trozo de queso Chèvre Monte Azul

7. Enfríe las croquetas en el congelador hasta que estén firmes pero no congeladas, aproximadamente 15 minutos.

8. Vierta el aceite en una olla grande y pesada para que queden 5cm de profundidad.

Caliente el aceite a fuego medio-alto (350°).

Tip: Cuando el aceite se haya precalentado, sumerja el mango de una cuchara de madera o un palillo en el aceite. Si el aceite comienza a burbujear constantemente, entonces el aceite está lo suficientemente caliente para freír. Si el aceite burbujea muy vigorosamente, entonces el aceite está demasiado caliente y necesita enfriarse un poco.

9. Trabajando en varias tandas para evitar que la sartén se amontone, fría las croquetas, volteándolas de vez en cuando hasta que estén doradas y crujiente, aproximadamente 2 minutos.

Transfiera a toallas de papel para escurrir y sazone con sal.


Listo, servir las croquetas con la salsita de guayaba y chile panameño.


¡Listo, y buen provecho!